Actividades Extraescolares

Las actividades complementarias y extraordinarias del C.E.O Príncipe de Asturias pretenden ofrecer a nuestros alumnos un complemento educativo en campos tales como habilidades sociales, ocio saludable, etc. Además, muchas de ellas están creadas para enseñar al alumnado cómo es el espacio, la cultura, la sociedad y otros tantos elementos que les rodean. Al mismo tiempo, deseamos que muchas de estas actividades sean abiertas al resto de la comunidad, de tal manera que favorezcan el desarrollo de vínculos sociales, educativos, etc.

OBJETIVOS GENERALES.

  • Fomentar el interés del alumnado por todo lo que constituye nuestro mundo, de modo que no se perciba el ámbito escolar, a menudo muy cerrado en sí mismo, como algo ajeno y distante de la propia vida.
  • Impulsar actividades de grupo que exijan tareas comunitarias y que desarrollen actitudes solidarias, tolerantes y sin discriminación de sexos, capacidades, culturas… Que sea el propio alumnado el que participe activamente en el diseño y realización de las propuestas, para mejorar sus sistemas de organización y sus responsabilidades individuales y colectivas.
  • Impulsar la preocupación del alumnado por su entorno, tanto en lo que se refiere a la conservación y mejora del medio ambiente, como respecto al aprecio por su patrimonio cultural más próximo, para que, desde la valoración de ambos y la contribución activa a su defensa, se implique como ser humano en la del resto de bienes naturales y culturales de la Tierra.
  • Favorecer la convivencia tanto entre los propios alumnos como entre estos y sus profesores, así como con otras personas y entidades de interés cultural. Al desarrollar actividades en otros contextos que no son los estrictamente académicos, se pueden buscar espacios y formas de encuentro distintas de las habituales, que pueden contribuir a mejorar no sólo las relaciones interpersonales, sino la disciplina, la actitud, los problemas de aislamiento, etc. Es el modo también de que el centro se vea además de como un lugar de estudio, como un sitio de encuentro y de conformación de la personalidad a través del intercambio de experiencias.
  • Interesar al alumnado en su propio proceso educativo, ampliando al mismo tiempo su formación.
  • Actuar como elemento directivo del ocio hacia patrones saludables.
  • Potenciar en el centro los grupos estables de participación en actividades, y promover otros nuevos.